El caballo es el protagonista común de todas las fiestas populares que cada pueblo de Menorca celebra durante el verano, siendo la mejor demostración de autenticidad de las costumbres de la isla.
El punto de partida de este calendario festivo es, en junio, Ciutadella, donde se celebran las fiestas de Sant Joan, las más populares y conocidas, finalizando en septiembre con las de Mare de Déu de Gràcia de Maó.
Los "caixers" y "cavallers" (jinetes), ataviados con el traje denominado “de just” (de hombre justo), que combina el blanco con el negro, montan caballos sementales, la mayoría de raza menorquina, formando una larga "qualcada" (cabalgata) que recorrerá las principales calles y plazas de la población.
Durante los dos días de fiesta, la comitiva cumplirá unos estrictos protocolos que combinan actos religiosos, de íntimo recogimiento, con momentos de explosión festiva colectiva, sobre todo, durante los jaleos que tienen lugar en la plaza mayor y donde jinetes, caballos y público son protagonistas por igual del espectáculo. Las fechas en las que se celebran las fiesta patronales en cada municipio son las siguientes:

La fiesta de San Juan en Ciutadella es una fiesta tradicional que se ha celebrado sin interrupción a lo largo de los siglos. Casi con toda seguridad, su origen es religioso; aunque, así como han pasado los años, se han añadido diferentes actas que han hecho que la fiesta tenga un carácter único y particular. Los que toman parte directa van vestidos con la indumentaria tradicional, propia de la fiesta.

Los personajes más destacados son los que forman la Junta de Cajeros. Son los representantes de la antigua sociedad ciutadellenca: nobleza (cajero señor), clero (cajero cura), artesanos (cajeros menestrales casado y soltero) y labradores (cajeros labradores). Tal como lo hacían las antiguas obrerias, son nombrados para ocupar este cargo durante un bienio.

Desigual
  • Desigual

  • Hannover, 37

    MAÓ

    Terminal Aeropuerto

    MAÓ